Fractura de clavícula

La fractura de clavícula es una entidad muy frecuente en la población activa, sobretodo en pacientes que sufren un accidente de tráfico y en durante la práctica de ciclismo y deportes de contacto físico. Lo más frecuente es la afectación de la zona media del hueso, siendo el tratamiento conservador o no quirúrgico la manera habitual de tratarlas. Sin embargo, cuando existe conminución (varios fragmentos óseos), y un desplazamiento importante entre los fragmentos principales, no es suficiente la inmovilización con cabestrillo y entonces es cuando se valora la utilidad del tratamiento quirúrgico (solemos usar placas, tornillos y cerclajes, entre otros) para mantener en correcta posición los fragmentos óseos hasta su correcta consolidación.