Fractura de olécranon

El olécranon es el extremo proximal del hueso cúbito, y es el hueso que palpamos en la zona de detrás del codo. Tras una caída sobre la extremidad o un golpe directo se puede romper. Como toda fractura puede presentar pocos o muchos fragmentos óseos (conminución), y estar desplazada o no. En función del tipo de fractura y el paciente se podrá realizar un tratamiento ortopédico de la lesión (ayudándonos de férulas estáticas al principio y dinámicas luego) o quirúrgico. Sin embargo merece la pena resaltar que el tratamiento conservador está reservado para aquellas fracturas poco o nada desplazadas en pacientes jóvenes, y para cualquier tipo de fractura en pacientes con muy poca demanda funcional. El objetivo del tratamiento es alinear y poner en su sitio anatómico, los fragmentos de hueso, para que sea el cuerpo quién consolide la fractura. La “maquinaria” encargada de la consolidación funciona siempre, ahora, en función del paciente puede ir un poco más “lenta”. En el tratamiento quirúrgico nos ayudamos de agujas de acero, tornillos, alambre de acero quirúrgico, suturas trenzadas, arpones, suturas, placas y fijadores externos, siendo el “arsenal” muy variado. Podemos decir que cada fractura tiene su personalidad, por lo que de una fractura a otra la solución técnica puede variar. La rehabilitación juega un papel fundamental en estos casos, para recuperar el rango de movilidad una vez conseguida la consolidación de la fractura, que es el objetivo primario del tratamiento.