Osteoartritis del codo

Los cambios degenerativos o de desgaste pueden aparecer no tan solo en épocas avanzadas de la vida, sino que en función de los antecedentes familiares, y traumatismos articulares, pueden aparecer a temprana edad. Básicamente comportan el desgaste precoz de las superficies de los huesos que participan en una articulación (desgaste del cartílago articular), y la aparición de síntomas invalidantes como el dolor y la rigidez. El dolor puede aparecer en relación a actividades intensas, pero desgraciadamente puede aparecer incluso en reposo y ser muy invalidante. La rigidez provoca la pérdida de función de la extremidad afectada. Inicialmente, el tratamiento conservador se basa en el uso de analgésicos, y la rehabilitación, así como el cambio de en los hábitos de vida. Será el dolor, ese compañero insoportable de viaje, el que indique el camino a seguir. Mientras más dolor y menos respuesta al tratamiento no agresivo u ortopédico, más nos tendremos que inclinar hacia opciones quirúrgicas que van desde una limpieza artroscópica, hasta el reemplazo de la articulación por una prótesis.