Síndrome del túnel del carpo

El nervio mediano viaja desde la zona medial del brazo hacia la parte anterior y media de la muñeca en su trayecto hacia la mano. Al pasar del antebrazo a la palma de la mano (donde termina inervando y haciendo funcionar músculos de la base del pulgar y recogiendo la sensibilidad de los dedos pulgar, índice, medio y parte del anular) atraviesa una especie de “túnel”. El túnel del carpo es un espacio inextensible cuyo suelo lo forman los huesos del carpo, y el techo el ligamento anular del carpo. Dentro viajan los tendones flexores de los dedos (son 9) y el nervio mediano. En determinadas situaciones, tras la inflamación de la vaina de los flexores (en trabajadores manuales, embarazadas, hipotiroidismo, etc), en el contexto de fracturas que afectan al radio distal, aparición de tumores o bultos (pueden ser buenos o malos), sangrado local, etc, puede sufrir una compresión o irritación por falta de espacio. El aumento de presión sobre el nervio disminuye la llegada de oxígeno al mismo ocasionando diversos síntomas según la severidad y el tiempo de evolución. El paciente puede referir sensaciones como entumecimiento, hormigueos, pérdida de la sensibilidad, dolor y pérdida de fuerza y movilidad a nivel de la mano y dedos. Los síntomas pueden empeorar por la noche, y hacer que el paciente se despierte y sacuda las manos buscando alivio. En función del tiempo de evolución puede aparecer atrofia de la músculatura de la base del pulgar. En función del caso podrán ser necesarias exploraciones tales como las pruebas de imagen (radiografías, escáner o TAC, resonancia magnética o RM, gammagrafía, etc) y pruebas de conducción del nervio (electromiografía, electroneurografía) para identificar la causa del problema. En función del diagnóstico se planificará el tratamiento, que inicialmente puede ser conservador (y ayudarnos de férulas nocturnas y de infiltraciones con corticoides), y en casos más severos tendremos que indicar una tratamiento quirúrgico. El objetivo de la cirugía es descomprimir el nervio, liberándolo de las estructuras que le comprimen o irritan en su trayecto.