Tenosivitis De Quervain

En ocasiones el tejido que existe alrededor de los tendones para facilitar su deslizamiento y hacerles llegar sustancias nutritivas, se irrita e inflama. Esto dificulta la movilidad de los tendones, pero sobretodo causa dolor cuando se fuerza su movimiento o se palpa (se presiona) sobre la zona donde están inflamados que suele ser a unos cinco centímetros de la base del pulgar, ya que viajan dentro de un túnel inextensible que los guía del antebrazo a la mano. Este túnel tiene el suelo de hueso (el hueso radio) y el techo de fibras que forman poleas bastante fuertes e inextensibles. El paciente nota que no tiene fuerza para cerrar el puño ni para realizar giros con la muñeca, ya que cuando lo intenta el dolor se intensifica. El tratamiento inicial es conservador mediante el uso de férula o inyecciones con corticoides más anestésicos a nivel local. Normalmente se indican una o dos infiltraciones en un año, ya que el uso continuado de corticoides puede debilitar al tendón y provocar la ruptura del mismo. Cuando el tratamiento conservador no es efectivo, la cirugía puede estar indicada. El objetivo de la misma es abrir el túnel (se abre el techo) por donde viajan los tendones inflamados, de manera que cesa la irritación sobre ellos, y por ello mejora el dolor y la función de la mano.